In: Sin categoría0

Las tarjetas revolving son esas tarjetas de crédito que generalmente utilizamos para consumo. Tienen la particularidad de que el cálculo de la deuda se realiza de manera mensual, ya que se puede reponer y retirar dinero en varias ocasiones a lo largo del mes. Además, cuando en el recibo se amortiza parte de la deuda, esta vuelve al saldo disponible del cliente.

Para hacerlas más atractivas a sus clientes, se ofrece la posibilidad de pagar cuotas muy bajas, por lo que la amortización de la deuda es muy pequeña y, en algunos casos, incluso puede llegar a no realizarse. Esto, unido a los altos intereses, puede hacer que la deuda aumente aunque se abonen todos los recibos en plazo.

Evidentemente, esto es un problema para el consumidor, ya que la mayoría ni siquiera son conscientes de que se está produciendo este aumento de la deuda. Por este motivo, las tarjetas revolving llevan años en punto de mira de muchas asociaciones de consumidores.

Esta sentencia del Tribunal Supremo abre la posibilidad para reclamar a muchos consumidores víctimas de los intereses excesivos de algunas de estas tarjetas de crédito.

El caso del Supremo

La sentencia se refiere concretamente a una tarjeta comercializada por WiZinkBank y que tiene una TAE inicial del 26.82%. El caso tuvo un largo recorrido, ya que un Juzgado de Primera Instancia declaró nulo el contrato ya que estos intereses fueron considerados usura. La entidad recurrió a la Audiencia Provincial de Santander, que estimó parcialmente el recurso. Finalmente, el caso ha llegado al Supremo en donde la sentencia ha dejado claro que esos intereses son considerados usura.

Esta consideración se basa en el artículo 1 de la Ley de Usura del año 1908 que continúa en vigor y cuyo primer punto dice textualmente: “Será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales”.

¿Qué intereses se considerarían usura en base a esta sentencia?

En sentencias anteriores se hablaba de préstamos usurarios como aquellos que duplicaban el interés medio de los préstamos al consumo realizados por los bancos. Pero ahora la sentencia es diferente y toma como referencia la media de intereses de las tarjetas revolving.

En este momento, los créditos al consumo tienen un interés medio del 8,42%. Los de las tarjetas revolving están en una media del 19,64%, por lo que se supera el doble del interés medio de los créditos. Pero esta nueva forma de considerar qué intereses se considerarían usura sitúa ahora en este rango solo a aquellos que superen esa media que, redondeando, sería del 20%.

La sentencia, además, ha condenado a la entidad a abonar los intereses cobrados y el cliente solo tendrá que responder por el capital del cuál realmente dispuso.

Si estás pagando una tarjeta revolving cuyos intereses sean superiores a esa media del 20% puedes reclamar para que sea considerado usura y el préstamo se anule, solicitando la devolución del dinero que has pagado en concepto de intereses. Nuestros peritos economistas pueden realizar el cálculo de esta cantidad, realizando un informe pericial que servirá de base para poder realizar la reclamación judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *