In: Sin categoría0

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea se ha pronunciado sobre las cláusulas de los contratos de novación de las hipotecas que impedían que los contratantes pudieran efectuar reclamaciones al banco.

Estas cláusulas han sido muy habituales hasta ahora y funcionaban siempre de una forma parecida:

-Una hipoteca contenía clausulas suelo u otras cláusulas abusivas

-Tras la reclamación del cliente, el banco propone una nueva hipoteca a un interés más bajo o la retirada de las cláusulas. En algunos casos, ofrece una cantidad en compensación por lo cobrado ilegalmente.

-En el nuevo contrato se incluye una cláusula por la cual el cliente renuncia a su derecho a reclamar el dinero cobrado de más en el pasado, ya sea en su totalidad o ya sea lo que pudiera corresponder a mayores de la indemnización fijada por el banco.

¿Son legales estás cláusulas?

Pues el TJUE ha declarado que estas cláusulas no son ilegales, pero siempre y cuando el cliente haya sido debidamente informado. Y para que esta información se considere que se ha dado de manera clara tendrán que cumplirse al menos tres condiciones:

-El cliente debe de conocer la existencia de la cláusula.

-Al cliente se le debe de informar de lo que la cláusula significa con un lenguaje claro y que pueda entender fácilmente.

-De manera específica, el cliente deberá de ser informado de los posibles perjuicios económicos que conlleva la firma de la cláusula.

Los tribunales españoles deciden

Con esta sentencia en la mano los tribunales españoles serán los que tengan que decidir si estas cláusulas son o no legales en cada caso, estudiando cada contrato de novación y comprobando si el cliente ha sido debidamente informado.

Para esto puede ser fundamental un informe pericial, ya que el perito economista puede aportar un informe que incluya copias de la información facilitada al cliente y que demuestre que no ha sido suficiente (en algunos casos incluso que no se ha dado información alguna). Especial importancia tiene el punto de que el cliente tiene que ser informado específicamente de las consecuencias económicas de la cláusula.

Con esta sentencia, clientes que en su momento firmaron la novación de su hipoteca y a los que no se les devolvió el dinero cobrado ilegalmente o solo recibieron una pequeña parte, pueden ahora reclamar y denunciar incluso al banco, siempre que no hayan sido informados debidamente de dicha cláusula y sus consecuencias.

Si es tu caso, ponte en contacto con nosotros, podemos ayudarte con nuestro informe pericial elaborado por peritos economistas con gran experiencia en denuncias contra bancos por cláusulas suelo y similares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *