In: Sin categoría0

Si quieres reclamar los gastos de tu hipoteca, la cláusula suelo o ambas, el primer paso es trasladarle a tu banco dicha reclamación fuera de la vía judicial. No necesitas un abogado para eso, solo tienes que enviarle al banco una carta y explicar que quieres que se te devuelvan los gastos.

A partir de ahí, el banco tiene un plazo para responderte. Muchas entidades no lo hacen pero otras sí que te envían una carta ofreciéndote un dinero para zanjar el asunto. Incluso ha habido casos de personas a las que le han ingresado ese dinero directamente en cuenta y el banco ha dado a entender que ya estaba todo hecho.

Pero, ¿cómo puedes saber si lo que tu banco te devuelve es lo correcto? Te adelantamos que lo normal es que sea mucho menos de lo que te corresponde.

El trabajo del perito economista

El perito economista es el encargado de coger tu hipoteca, las facturas de todos los gastos que esta te ha ocasionado así como los recibos que has pagado a lo largo de los años y realizar los cálculos.

Por un lado, te dirá que gastos son los que tienes derecho a reclamar y la cuantía de los mismos, así como un cálculo de los intereses. Esto es importante, ya que normalmente, cualquiera puede ver cuánto le corresponde reclamar haciendo una simple suma, pero el cálculo de los intereses es otra cosa.

Respecto a la cláusula suelo, los cálculos son más complicados y es frecuente tener que hacerlos recibo a recibo hasta llegar a la fecha actual, pudiendo de esta manera determinar cuánto ha cobrado de más el banco y cuánto corresponde devolver sumando a esa cantidad los intereses.

Ahora, ya sabes lo que te deben

Gracias al trabajo del perito economista sabrás exactamente cuánto te debe el banco. Como sabes cuánto te va a cobrar el abogado que realizará el trabajo, podrás calcular si lo que el banco está dispuesto a pagar te compensa o si lo mejor en tu caso es ir a juicio.

En la mayoría de los casos, la vía judicial suele ser más rentable, pero puede ser el caso de que tu oficina te ofrezca una cantidad de dinero que haga que no te merezca la pena acudir a los tribunales, aunque para eso tienes que saber exactamente cuánto te corresponde o estarás indefenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *