In: Uncategorized0

El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas ha determinado que “las comunidades de propietarios que no realicen otras funciones más allá de las propias de su naturaleza no reunen las notas características de las empresas y no tienen la obligación de llevar la contabilidad y formular cuentas anuales a efectos mercantiles”

De esta declaración se extrae lo siguiente:

-Una comunidad de propietarios al uso no tiene que llevar una contabilidad formal, lo que no la exime de dar cuentas, en la forma que considere oportuno el presidente o el gestor, al resto de propietarios.

-Dado que no tienen obligación de llevar contabilidad a efectos mercantiles, no tienen por qué ser auditadas por un auditor de cuentas. No obstante, esto no quiere decir que no se pueda ejercer un control sobre las mismas, sino que cualquier persona con los conocimientos necesarios de contabilidad y de la Ley de Propiedad Horizontal podría revisar las cuentas de la comunidad.

Todo esto hace que haya una cierta confusión sobre qué expertos podrían realizar el informe de cuentas, que no auditoría, de una comunidad de propietarios. Cabe pensar que un perito economista con experiencia en la Ley de Propiedad Horizontal sería una persona indicada para la realización del informe. Esto es especialmente importante si se detectan irregularidades y hay que acudir a juicio.

¿Quién puede solicitar un informe de cuentas en comunidades de propietarios?

El informe de cuentas se puede solicitar en una junta de propietarios. Si más de la mitad de las cuotas aprueban la realización del informe este se llevará a cabo y será abonado por la totalidad de la comunidad de propietarios, incluidos aquellos propietarios que votaron en contra.

No obstante, todos los propietarios tienen derecho legal a acceder a las cuentas de su comunidad y no se le puede negar el acceso, por lo que si lo desean pueden encargar un informe de cuentas a nivel personal. No es posible negar esta documentación, pero en caso de que no se proporcione lo indicado es solicitarlo por Burofax para que quede constancia legal y poder actuar en caso de que se permita acceder a los libros y a las facturas.

Esto puede hacerlo un vecino o varios vecinos, pero tendrán que cubrir los gastos del informe. En caso de que se detecten irregularidades, pueden denunciar al administrador de la finca o a quien realice sus funciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *