In: Uncategorized0

Algunos medios han acusado a los abogados y profesionales especializados en demandas a bancos de recomendar a los clientes que demanden en contra de sus propios intereses. Incluso acusan de ocultar que en caso de perder el juicio tendrán que hacer frente a costas.

Además de ser una acusación muy grave ya que pone en tela de juicio la ética y la profesionalidad de los abogados, es totalmente falsa. Para empezar, ningún profesional aconsejará a su cliente en contra de sus intereses porque eso podría perjudicar muchísimo su imagen profesional, además de ser totalmente contrario a la ética.

Pero además, estos abogados trabajan en su mayor parte a porcentaje, solo cobran en caso de que el cliente gane y en función de cuánto ganen. Por tanto, son los primeros interesados en no aceptar casos que no tienen grandes posibilidades de ganar, ya que su tiempo y su trabajo profesional tiene un valor, algo que estos medios obvian de manera muy interesada.

Pero, por si todavía quedan dudas al respeto, cabe señalar que la asociación de consumidores OCU, así como otras asociaciones de consumidores, han calificado la oferta de “engañosa” y han señalado que se trata de una manera oscura de llegar a un acuerdo extrajudicial, ya que la aceptación de las condiciones implica el renunciar a poder realizar cualquier reclamación judicial contra el Banco Santander.

Creen que se trata tan solo de un intento de ganarse a la opinión pública y de dividir a los afectados, ya que realmente, solo un diez por ciento de los afectados podrían beneficiarse de esta supuesta compensación.

Desde otras asociaciones destacan que el simple hecho de que el Banco Santander esté dispuesto a plantear una oferta ya es una manera de asumir que no hicieron bien las cosas y que, por tanto, hay razones lógica para poder realizar una demanda. De no ser así, jamás se hubiera hecho tal oferta de bonos.

El Banco Santander se limita a decir que su única intención es la de “premiar” a aquellas personas que continuaron siendo fieles al Banco Popular incluso en los malos momentos, para de esta manera tratar de mejorar la imagen del Santander ante ellos. El objetivo final sería fidelizarlos como clientes ya que, a fin de cuentas, los bonos que les entregan les obligarían a estar como mínimo siete años como clientes del banco.

 

 

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/07/14/companias/1500044703_556294.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *